sábado, 16 de diciembre de 2017

BASES DEL XII PREMIO OROLA 2018


            1.ª Podrán optar al Premio todos los escritores que remitan originales, dentro del plazo señalado en estas bases, con excepción de los primeros premios de ediciones posteriores a 2014.

            2.ª Tema. Cada autor debe interpretar el «Facer Españas» como «Tarea común» desde el ámbito de su vivencia personal, ante la realidad de la comunidad hispanohablante a la que pertenece. Cada uno debe «vivir» su libertad creativa desde su idioma español. Esto es «facer Españas» a la manera de Cervantes que supo pasar de lo particular a lo universal. El estilo será libre en prosa o en verso.

            3.ª Las «vivencias» serán inéditas, en español, y se deberán presentar tres por cada concursante, con un máximo de mil quinientos caracteres por cada original, sin contar los espacios. De las tres vivencias, al menos una, debe hacer referencia explícita al tema de «Facer Españas: tarea común» que inspira esta convocatoria.

            4.ª Cada vivencia deberá presentarse en folios A-4 por triplicado o bien tipo «carta», a dos espacios, por una sola cara, sin firma, sin más indicación que el título. No se admitirán manuscritos ni envíos por correo electrónico.

            5.ª La plica contendrá el nombre y apellidos del autor, fotocopia del DNI, así como su dirección postal, teléfono de contacto y correo electrónico en su caso. Esta plica se introducirá en un sobre cerrado, en cuyo exterior, se indicarán los títulos de las tres vivencias, así como el país de origen o la residencia que quieran mencionar.

6.ª  Este sobre cerrado se introduce en otro sobre, en el que deberá aparecer nuestra dirección:    

                                               Ediciones OROLA
c/ López de Hoyos, 327, 1.ª planta
28043 MADRID. ESPAÑA 
           
7.ª  El plazo de admisión de originales se iniciará el 1 de enero de 2018 y finalizará  el 20 de marzo de 2018.

            8.ª Se concederán los siguientes premios:

     Primer Premio: 5000 euros
         Segundo Premio: 2000 euros
    Tercer Premio: 1000 euros

9.ª  El fallo del Jurado será inapelable. Podrá quedar desierto solamente el Primer Premio y para ello será necesario el acuerdo mayoritario del Jurado.

            10.ª Las vivencias premiadas quedarán de propiedad de Orola Ediciones. El resto de los originales serán destruidos, no admitiéndose peticiones de devolución.

            11.ª La editorial tiene la potestad de publicar una Antología con su florilegio, con las mejores vivencias presentadas al Concurso, para lo cual, cada concursante concede, por el mero hecho de presentarse, autorización tácita a Orola, S.L. para la publicación de su original en dicho libro, salvo indicación expresa en la plica. No podrá anularse posteriormente.

            12.ª  Cada autor tendrá derecho a recibir gratis un ejemplar retirándolo en la sede de Orola, S.L. Para envíos por correo consultar previamente.

            13.ª  Salvo contratiempo la Antología se presentará en Madrid a primeros de noviembre de 2018. En dicho acto se efectuará la entrega de premios y será obligatoria la presencia de los premiados.        

14.ª La renuncia a un premio conllevará su adjudicación a la vivencia clasificada a continuación.

            15.ª Los premios están sujetos a la fiscalidad española y cualquier reclamación se someterá a los Tribunales de Madrid, España.








                                                                              

viernes, 15 de diciembre de 2017

ANTOLOGÍA 2017: ANIVERSARIO




ANIVERSARIO

Se despidió de su amigo Miguel Delibes, último en llegar y abandonó el pabellón de personas ilustres de Valladolid dispuesto a celebrar el segundo centenario de su nacimiento. José Zorilla se encaminó al mayor paseo que atraviesa la ciudad donde su figura preside la plaza que también lleva su nombre. Por el camino pudo comprobar en los anuncios de varios actos culturales que le homenajeaban, lecturas y círculos literarios, poemas e incluso un concurso de microrrelatos sobre su persona. Llegó incluso a ver actuar a un don Juan en escenas teatrales por el casco histórico. Le llamó la atención un póster con los colores blanquivioletas del Real Valladolid, el estadio de fútbol también le hacía referencia. Un instituto de educación secundaria y un colegio público lucían letreros luminosos con las fechas 1817-2017. No entendía el escaparate de una librería, anunciaba el formato e-book para Traidor, inconfeso y mártir y una edición en CD de audio del Tenorio. Desconocía a qué se referían. Muy contento con todo lo visto, pensó «¿Cómo sería en toda España si en esta pequeña provincia se respira el aroma de doña Inés por las esquinas?».

Pilar Añíbarro Aguado
Ingeniera agrónoma
Funcionaria de la Junta de Castilla y León
Escritora de microrrelatos y micropoesía
VALLADOLID
(XI Antología)

miércoles, 13 de diciembre de 2017

ANTOLOGÍA 2017: ESTO TAMBIÉN ES FACER ESPAÑAS




ESTO TAMBIÉN ES «FACER ESPAÑAS»

A, b, c, d, e, f, g…, este es nuestro abecedario —dijo la profesora de español a sus alumnos inmigrantes después de escribir el vocabulario en la pizarra verde. Prosiguió diciendo—: con él hablamos y escribimos, y… como escribimos… tenemos muchos libros de buenos españoles y latinoamericanos.

Ella inspiraba confianza pues hablaba con una sonrisa y despacio para que todos la entendieran bien. Uno de los alumnos del color de piel de la noche y acento extraño dijo:
—Me gustaría leer uno de esos libros escrito por españoles y… y… —No le salía la palabra larga por lo que Azucena le ayudó diciendo: «La-ti-no-a-me-ri-ca-nos» que él intentó repetir.

Después, la profesora se dirigió a la estantería que tenía al lado y cogió el libro de Platero y yo que le entregó a su alumno con la condición que lo leyera en tres meses. Otro compañero, pero con acento marroquí, imitó a su compañero y pidió otro libro; así mismo un tercero con ojos rasgados y varios más con acentos que nada tenía que ver con el idioma español.

Azucena repartió El lazarillo de Tormes, La Celestina, Zalacaín, Don Quijote, Los niños tontos, El Aleph…; todos ellos en versión escolar. Mientras los entregaba lo hacía con sonrisa en sus ojos y labios, pero también con cierta sombra de incredulidad. Tras el tiempo establecido, a todos les dijo tres meses, algunos libros se perdieron, otros ni siquiera se llegaron a abrir, pero cinco no solo se devolvieron estropeados por ser leídos y releídos, sino que esos cinco «alumnos extranjeros» que los habían leído estaban más integrados en la cultura latino-española y en el país de acogida.

Ella pensó, hinchada de satisfacción: «Esto también es “facer Españas”».

Tana Espín Valera
MURCIA
(XI Antología)

lunes, 11 de diciembre de 2017

ANTOLOGÍA 2017: LA PALABRA REDENTORA




LA PALABRA REDENTORA

Querida Josefina:

Estoy tan depauperado que el sol de la esperanza apenas me calienta ya. Siento que el final se acerca. Esta vez va en serio. Anoche tuve una arcada, y la mancha roja dibujó en la sábana el mapa trágico de España, la España que, entre todos, hemos ensangrentado.
Ya sabes que no me gusta contarte estas cosas, sabiendo cómo sufres por mí. Apenas tengo fuerzas para sujetar el lápiz con que te escribo, pero ¿qué otra cosa puedo hacer si no es escribir hasta el último aliento? La escritura me salva de los piojos y las chinches, de saberte comiendo cebollas por más alimento. Hasta celos tengo de Manolillo, sabiéndolo prendido de tus senos, sorbiendo el néctar pobre de su infortunio.

La celda está húmeda, y el frío me alcanza hasta los tuétanos como un carnívoro cuchillo. Siento que pronto habré de reunirme con mi amigo Ramón Sijé. Ahora sí podré besarle la noble calavera, mas no podré regresarlo, ay, adonde lo requería, a las aladas almas de las rosas del almendro de nata, a la higuera ancha de nuestro huerto.

Pero tú no estés triste, Josefina. La vida que he vivido volvería a vivirla. Me has dado los momentos más intensos de mi corta existencia, y sé que he contraído, por ello, una deuda impagable que ya no te podré saldar.

Y qué decir de Manolillo, de nuestro hijo querido. ¿De qué le valdrán los versos que le lego, la nana triste que no alcanzará a alimentarlo, a llenar de nutrientes su escaso cuerpo?

En esta vida azarosa que me ha tocado vivir, pensando que «facía España» desde la trinchera de mi poesía, tú siempre has sido el centro, y para ti será mi último pensamiento cuando quiera que la noche llame a mi puerta.

Con todo mi amor,

Miguel

Juan de Molina
(XI Antología)

lunes, 4 de diciembre de 2017

ANTOLOGÍA 2017: ANTARES Y EL USO PRÁCTICO DE UN LIBRO




ANTARES Y EL USO PRÁCTICO DE UN LIBRO

Antares me trae recuerdos de una infancia de noches claras que adornadas por los destellos intermitentes de un faro mediterráneo incitaban a la contemplación. En lugar de chiquillos gritones y perros que ladran, solo se escuchaba el cantar de los grillos y las risas de quienes, con el convencimiento de no molestar a nadie, nos reuníamos hasta bien entrada la madrugada.
Nuestra casa era entonces la más alejada del mar, pero gozaba de una atractiva y moderada soledad que atraía las visitas de amigos y familiares. Contar anécdotas, cotillear y hablar de nuestras raíces era algo normal en una época en que las reuniones no se disolvían a golpe de teclado o silbidos de wasaps.

Antares… como el nombre de uno de los cuatro caballos blancos de la cuadriga de Judá Ben-Hur. Antares, Aldebarán… ¡Qué bien me suenan estos nombres en la memoria! Una memoria que se siente anciana recordando lo bonito de otros tiempos. ¿Realmente nada es como antes? Puede que sí, que todo haya experimentado una descarada evolución; pero puede también que la avidez con que experimentamos los nuevos cambios sea la causa por la que emprendamos un continuo recorrido de ida y vuelta hacia las buenas costumbres del pasado, costumbres que facen familias, costumbres que «facen Españas». Me di cuenta hace unas semanas, cuando le pregunté a un grupo de chavalines: «¿Para qué sirve un libro?». «Para aprender», dijeron unos. «Para pensar», dijeron otros. «Para entretenerte cuando te aburres con la consola», dijo una niña.

Una ráfaga de luz, semejante a la brillante mirada de aquellos caballos blancos y luminosa como los destellos de mi espléndida estrella roja, me invadió. «La esperanza es lo último que se pierde», pensé. Cerrando el Quijote que tenía entre mis manos, sonreí.

Sonia M.ª Saavedra de Santiago
Estudiante de Historia
Abogada rotal
CARTAGENA (Murcia)
(XI Antología)


viernes, 1 de diciembre de 2017

ANTOLOGÍA 2017: REBELDÍA




REBELDÍA

La mujer que había dentro de mí se rebeló ante la negativa de mis padres a dejarme ir a la excursión montañera que mi cuadrilla había organizado. ¿Por qué siempre él, mi hermano, podía ir y yo no? Por primera vez la sobreprotección que ejercían sobre mí, el sexo débil, me pareció un peso insoportable y me propuse hacer de la montaña mi objetivo profesional.

Escribo esto en la cima del Anapurna.

Seudónimo: Muciemar
DONOSTIA 
(XI Antología)

miércoles, 29 de noviembre de 2017

ANTOLOGÍA 2017: GABINETE DE CRISIS




GABINETE DE CRISIS

Dolores tomó la palabra: «¡Atención! Os he citado a este lado de la muerte porque mujeres del siglo XXI nos necesitan. Parece que nuestros logros se trabaron en algún punto de la historia. Cada vez hay más víctimas de género, la violencia, abusos y desigualdad aumentan. Debemos unir fuerzas y reactivar la lucha que mantuvimos en vida, elaboraremos un manifiesto y se lo haremos llegar a través del tiempo. ¡Manos a la pluma!».

«Ya veo por qué te llamaban la Pasionaria» dijo Frida provocando risas en el grupo, ya dispuesto para trabajar. Rigoberta en pie, ensaya un discurso invitando a la igualdad mientras Emilia Pardo sentada a su lado lo transcribe fielmente. Evita, recostada en un diván comparte café y charla con Clara Campoamor. «Hay que reforzar la imagen femenina, no solo en las urnas sino también en las leyes, en la familia, en sus trabajos. ¿Cómo es posible que no se haya avanzado nada?».

Gabriela Mistral, sin levantar la pluma del papel responde: «Esto debería formar parte de la memoria pero está claro que aún hay que eliminar prejuicios y reclamar justicia social. ¿Cómo es posible que en 2017 aún haya desigualdad de género?». Frida protesta tras el caballete: «Si no estáis quietas no podré inmortalizaros». «Cariño, ya estamos muertas» dice Dolores que reaparece triunfante. 
«Confirmado, nuestro embajador será el ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha. Ha aceptado cabalgar al siglo XXI y difundir nuestro mensaje. Nadie mejor que él apoyará esta causa, recordad que amó y respetó a Dulcinea defendiendo su amor contra viento y molinos. Protegió damas sin importarle si eran mesoneras, pastoras o princesas. Llevará nuestra consigna: “Mujeres sed libres, hombres sed quijotes”. Enviemos la propuesta a don Miguel de Cervantes…».

Gelines del Blanco Tejerina
LEÓN
(XI Antología)

martes, 28 de noviembre de 2017

NUEVO LIBRO DE UNA AUTORA OROLA: ISABEL VILLALTA

Hace unos días ha tenido lugar la presentación del nuevo libro de Isabel Villalta El dolor de la música, una de las autoras del Premio Orola antologizada los últimos años.

Es  «una memoria de España, de la posguerra a la actualidad, a través de los sonidos y la música que le han dado identidad a cada período, que nos dan identidad a los españoles».





lunes, 27 de noviembre de 2017

ANTOLOGÍA 2017: A LA LUZ DE UNA VELA




A LA LUZ DE UNA VELA

Era una noche nublada, allá por el siglo XVII. Miguel no conseguía dormir. Una idea rondaba por su cabeza y no le dejaba conciliar el sueño. Encendió una vela y se dirigió hacia su mesa. Y allí sentado, a la luz de aquella vela, la idea cobró forma con el movimiento de su pluma. Don Quijote y Sancho Panza habían nacido.

Siglos después, un grupo de niños sentados a orillas del Tajo, en una noche nublada a la luz de una vela, leía en voz alta el último capítulo de Don Quijote de la Mancha, sin tan siquiera saber que Cervantes necesitó tantas velas como noches en vela pasó para concluir las andanzas del ingenioso hidalgo.

Ana González Menéndez
Doctora cum laude en Filosofía, especialista en Teoría de las Artes y Estética por la Universidad Complutense de Madrid
Grado en Música y Posgrado en Inteligencia Emocional y Educación
(XI Antología)


XXIX PREMIO TORRENTE BALLESTER

Fátima Martín Rodríguez, ganadora del Premio Orola 2012, se hizo ayer con el XXIX Premio Torrente Ballester. Lo compartirá con Ana Rivera Muñiz, pues por primera vez en la historia de este galardón se concede ex aequo a las obras: El ángulo de la bruma y Lo que callan los muertos.

El Jurado ha estado formado por la vicepresidenta y responsable de Cultura de la Diputación Goretti Sanmartín; por la jefa de la Sección de Cultura de la Diputación Mercedes Fernández-Albalat; los escritores Xuan Bello y Belén Gopegui; la escritora y periodista June Fernández; el periodista Ramón Rozas y el ganador de la edición anterior Vicente Luis Mora.

Nuestra más sincera enhorabuena a una de nuestras autoras.