viernes, 23 de febrero de 2018

ANTOLOGÍA 2017: MESTIZO




MESTIZO

Eran cuatro o cinco tipos sentados en el fondo,
detrás del chirrido inoxidable de tenedores torcidos
y cuchillos desdentados,
detrás del ruido de la gente y las botellas,
escondido, uno gritó:
«¡Mestizo... como la mula, que no es burro ni caballo!».

Vi los ojos de mi hijo llevándose a la boca la cuchara
y un silencio impuro
como una lanza oxidada se me clavó en el pecho.
Un silencio que trepó como una mancha de humedad por las paredes,
tosco, embrutecido, lapidante.
Acorralados sobre el filo de la tarde como espíritus errantes,
escuálidos jinetes cabalgando hacia la nada,
esperamos un acto de justicia, una palabra
que nos reconcilie nuevamente con la vida,
esperamos un instante…
una semana… un universo…
y no llegó.

Hay que romper este silencio empobrecido,
no voy a romperlo a gritos, ni a pedradas como antes.
«Facer Españas» para que ahora, inocente, no te asustes,
para que no llores la ignorancia de otra gente
mientras nos levantamos de la mesa, nosotros los mestizos,
que llevamos en la sangre una España con olivos
que dan frutos de la tierra casi seca, nos marchamos
nosotros que llevamos la América cruda por las venas,
la salvaje,
la América profunda;
que hablamos un idioma de españoles,
que oímos de boca de mi abuelo
cada noche que decía hablarle a Dios en plena cara,
que hablamos la lengua de mi abuela,
una indígena con surcos en las manos
que conocía el idioma de los pájaros,
y la he visto susurrar al oído de los perros. 

Somos mestizos, somos mezcla,
voy a enseñarte hijo mío, de esta lengua cada letra
para que nunca más haga falta una palabra
cuando a alguien… donde sea…
el alma se le escurre y anda rodando por el suelo
hasta cualquier rincón lleno de mugre.

Kevin Valente
BUENOS AIRES (Argentina)
(XI Antología)


jueves, 22 de febrero de 2018

ASÍ ESCRIBEN NUESTROS AUTORES








«… Bastantes años después, tras mucho trasegar, finalmente pude estar del otro lado de la mar… encontrarme frente a frente con los soñados molinos quijotescos… Así, los soñadores emprendemos viajes absurdos, buscando ver realizada la utopía. Hacer Españas implicó el sueño de algún visionario… y, de la nada, de simples quimeras, surgió… la palabra como catalizador entre culturas» (Pág.  27, Mónica Arango Rincón).

miércoles, 21 de febrero de 2018

ANTOLOGÍA 2017: EN LAS PALABRAS




EN LAS PALABRAS

«Facer, ser y hacer Españas».
Nos unen las palabras, entes incorpóreos que crean lazos profundos de profunda hermandad.
América hispana y España son una en las palabras, hijas gestadas en común claustro materno.
Perdonada la eterna herida de la conquista en la alta hermandad de la madre lengua, dime hermano lo que sientes.
¿Sienten de igual modo los que piensan con las mismas palabras, haciéndose uno en ellas?
Siéntete hermano mestizo o castizo para facer, hacer y ser en las palabras.
Es la hora de mirar a España con alma de perdón, de otro perdón.
Es la hora.
Es la hora de calmar la ira de otros tiempos y hacernos hermanos hablando en nuestra lengua el arte del entendimiento.

Ana Belén de la Rosa de Lema
Pedagoga, maestra y coach
MADRID
(XI Antología)

lunes, 19 de febrero de 2018

¡NUEVO PLAZO DEL PREMIO OROLA!

Hemos ampliado el plazo de presentación de vivencias hasta el 31 de marzo, de modo que dispones de once días más para mandarnos tus trabajos y participar en el XII Premio Orola 2018.

¿Qué necesitas?
1. Tres textos de no más de 1500 caracteres. Acuérdate, no se admitirán manuscritos.
2. Que uno de ellos, al menos, haga referencia al tema «Facer Españas: tarea común».
3. Un sobre. Dentro del cual han de ir las vivencias y otro sobre cerrado con la plica (tus datos personales).
4. Una dirección para hacer el envío:
Ediciones Orola
c/ López de Hoyos, 327, 1.º
28043-Madrid

Aprovecha la oportunidad y opta a uno de los tres premios que estarán esperándote hasta después de Semana Santa.






ANTOLOGÍA 2017: SINGLADURAS




SINGLADURAS

Escucho el sonido del aire que clama,
susurro curtido que traspasa continentes hermanos.
Esculpida cual pluma de Cervantes,
un cincel de estilo de sonoro bronce,
que subsiste a través de los siglos;
dándome a leer sus dádivas altruistas.
Vivencias viajeras a su patria se manifiestan,
en todo momento, desde que emprenden el viaje,
hasta la última línea honrándola con el nombre de «facer Españas».
Singladuras de vivencias, sobrepujantes y luminosas,
sazonadas por palabras justas y bellas,
que vuelan cual águila por soñadas alturas;
sombras que se alargan aflorando el vuelo,
peregrinas recorriendo su senda.
Partisteis en busca de una palabra,
su logro feliz el habla de los pueblos,
condensándose en el verbo del poeta.
En cada una de ellas palpita un estilo,
un alma que nace al calor del sentimiento,
la sensibilidad del poeta permaneciendo,
a través de todos los cambios del lenguaje.
Me refugio en el perímetro del poeta,
mi lengua traza su propia geografía,
lengua materna recinto de mis sentidos,
presente por tradición, núcleo de las lenguas hermanas,
registro público de la soledad, ámbito privado del tiempo,
apenas una palabra, pero sin ella no habría lenguaje,
que hace germinar lo mejor de mí misma.

M.ª Dolores Varela González
Seudónimo: Abraixas
CARBALLO (La Coruña)
(XI Antología)

ASÍ ESCRIBEN NUESTROS AUTORES








«… “He vivido: Me he muerto…”... Y Martí y Machado quitaron las espinas de la tinta de sus manos y se ovillaron…  y al volver la vista atrás… / y se vea al fin… / la senda de dos patrias / y se haga camino al andar…» (Pág. 25, Begoña Flores Bejarano).

viernes, 16 de febrero de 2018

ANTOLOGÍA 2017: BUSCANDO UNA RESPUESTA




BUSCANDO UNA RESPUESTA

«A esta isla que soy, si alguien llega,
que se encuentre con algo es mi deseo,
manantiales de versos encendidos
y cascadas de paz es lo que tengo».
(Isla ignorada, Gloria Fuertes)

Como un poema de Gloria Fuertes
o uno de Dulce María Loynaz.
Como una poesía de sor Juana Inés de la Cruz
o una de Rosalía de Castro.
Como un poema de Carmen Conde
o uno de Gabriela Mistral
o uno de santa Teresa de Jesús
o uno de Rosario Castellanos.

Todas unidas por la misma lengua
y buscando un mismo camino.

He sido un nómada buscando su origen;
una mujer errante buscando las raíces
de la madre de la madre de mi madre.
He rezado a la Virgen de Guadalupe,
reina de la hispanidad,
en busca de una respuesta tantos años esperada.
Y la encontré. Me encontré con un presente
enriquecido por un pasado diferente al actual.
Sí. La encontré.
La encontré cruzando un inmenso océano,
llamando a distintas puertas
y envolviéndome en diferentes acentos
todos ellos unidos por un nexo en común,
ese, con el que nuestras manos se han unido
y nuestra alma ha salido fortalecida.
La encontré cuando comencé a entender
estas dos palabras tan importantes:
«facer Españas».
  
Como un poema de Rubén Darío
o uno de Antonio Machado.
Como una poesía de Federico García Lorca
o una de Octavio Paz.
Como un poema de Mario Benedetti
o uno de Miguel Hernández
o uno de Pablo Neruda
o uno de Lope de Vega.

Todos unidos por la misma lengua
y buscando un mismo camino.

M.ª Isabel Rodríguez Fuertes
Nacida en CANGAS DEL NARCEA (Asturias), reside en Oviedo
(XI Antología)


jueves, 15 de febrero de 2018

ASÍ ESCRIBEN NUESTROS AUTORES








«Si ese puente se ensancha: / “facer Españas” es lo más hermoso / desde Tierra del Fuego hasta el Toboso… // Hay un puente de Borges a Cervantes / que usaron don Quijote y Rocinante, / tomando con la muerte su revancha…» (Pág. 23, Alfredo Ariel Rossi). 

miércoles, 14 de febrero de 2018

ANTOLOGÍA 2017: ESENCIA EN PALABRAS




ESENCIA EN PALABRAS

¿Qué soy yo
sino esta voz tan mía,
sino este enredo de hechizos
que arma mi mundo azul?
¿Quién soy yo
sin este ovillo
que me guía en mi laberinto
y evade los azuzantes bufidos taurinos?
¿Quién soy yo
sino este paisaje
verde, violeta y turquesa,
terracota, rojo y dorado
que me habita?
¿Qué soy?, sino
un barco de papel
lanzado al océano del universo
con un rótulo en palabras coleteando,
tras un frágil y desteñido mascarón de proa.
¿Quién soy, si no escucho
para guiarme en la tempestad
a los caracoles que me susurran
al oído delgadas historias
de olas lejanas que me aguardan?
¿Qué sería de mí sin mi lengua
que me traduce todas las voces,
habla por mi espíritu cautivo de este cuerpo
y me ancla a mi árbol americano,
para que mi fantasía de golondrina extraviada
sacie su sed junto a mi río?
¿Qué haría sin esa voz de rezo, súplica o manifiesto,
que resiste en la fragata donde como a polizón
a veces me destratan, y amenazan ahogarme?
Quién soy yo sino un nombre, una leyenda repetida.
Una versión autorizada del génesis…
Apenas algo más que un pronombre
que tiene aspiraciones de transcendencia…
Un pergamino indócil donde las runas mágicas
van redactando mi epitafio.

Ana M.ª González
Profesora de Castellano, Literatura y Latín
CONCEPCIÓN DEL URUGUAY, ENTRE RÍOS (Argentina)
(XI Antología)

DÍA DE LOS ENAMORADOS


¿Tú también estás enamorado de la literatura? ¿Quieres vivir un romance con el Premio Orola?

Puedes intentarlo hasta el 20 de marzo escribiendo tres vivencias de no más de mil quinientos caracteres, y no te olvides que una de ellas al menos haga referencia al tema propuesto de «Facer Españas: tarea común».

Si comienzas hoy, tal vez Eros y las musas se pongan de tu parte.